¡Bienvenida!

Te estaba  esperando 


Empezar un camino

de auto-conocimiento

es un acto de 

responsabilidad y madurez

para contigo, para con tu familia, para el mundo.

 Porque ...



¿Sabes ya quién eres?

¿Por qué sufres?

¿Sigues buscando respuestas a los dolores de tu alma?

¿Sabes ya cuánto haces para sentirte amada...

...y conoces tus verdaderos miedos?

No mirar a la niña que fuiste, perpetúa tu dolor.

Si tú te animas, yo te acompaño.